Cómo fidelizar clientes

Herramientas para el email tracking
14 febrero 2021
Cómo redactar un correo para ofrecer un producto que venda
23 febrero 2021
Mostrar todo

Cómo fidelizar clientes




Una campaña de marketing debe, siempre y bajo toda circunstancia, estar orientada a los clientes. No solo a captarlos, sino fundamentalmente a fidelizarlos. Establecer un vínculo efectivo y positivo que le haga apreciarnos como la solución a los problemas que se le presentan. Ahora bien, hacer que esta relación sea duradera, se requiere de estrategias dirigidas a la gran pregunta: ¿Cómo fidelizar clientes? A continuación, te damos algunos consejos para que puedas realizar esta tarea de la manera más efectiva posible.



¿Qué significar fidelizar a un cliente?


Como explicamos al principio, el marketing se orienta a conseguir clientes, pero eso es solo la punta de iceberg. Lo adecuado, es pensar en el largo plazo, generar una estrategia que le permita a cualquier persona interesada, convertirse en un cliente fiel a nuestra marca. De eso se trata la fidelización. Un camino para relacionarnos con nuestro público objetivo de tal manera que le resultemos útiles y, por lo tanto, importantes en su requerimiento. Un cliente fidelizado, no solo adquiere nuestro producto o servicio, se hace un referente de nuestra marca.

En este camino, existen muchos conceptos asociados al proceso de fidelización y el mismo se relaciona con el compromiso final de nuestro cliente con el producto que le ofrecemos. No solo se trata de otorgarle recompensas, sino de facilitar la solución a su requerimiento. En este contexto, la fidelización de clientes refiere un esfuerzo creativo y alternativo, que revisaremos a continuación.


Direccionando la estrategia de fidelización de clientes

Una de las primeras cosas que debemos comprender es que se trata de mantener la cartera, ampliándola en la medida de lo posible. Pero lo esencial es asimilar que, si fidelizamos a una persona, esta se convierte en un elemento de transmisión de la idea y del producto. Esto implica el trabajo sobre nuestra marca, de allí que resulte esencia, no solo captar al cliente nuevo, sino convertirlo en un aliado para nuestro emprendimiento. Entonces las estrategias de fidelización se dirigen fundamentalmente a los clientes existentes.


Estrategias para fidelización de clientes


Como todo en el marketing, las estrategias de fidelización de clientes se relacionan con un ámbito práctico. En función de este, te presentamos algunas acciones dirigidas a consolidar la expectativa de toda persona relacionada con tu empresa, desde la perspectiva de fidelizarlo.


La importancia de la solidez en la relación

Debes considerar que toda interrelación humana se basa en un intercambio de valores, algunos meramente económicos, otros emocionales. De esta forma, lo ideal para una campaña de fidelización se refiere a captar ambos elementos, emoción y economía. En este contexto, se hace fundamental que la relación establecida sea sólida, estable y confiable. Para ello, no hay nada como la sinceridad, una clara visión de nuestra intención de servicio.

Para ello, puedes realizar muchas acciones, pero lo ideal, será que ofrezcas información fidedigna y comprobable sobre tu producto o servicio que ofreces. Desarrolla una campaña basada en experiencias cercanas de otros clientes que puedan ser comprobadas. En este punto, la asesoría, calidez y cercanía de tu personal de atención al público es básica para transmitir confianza.


Mejora la experiencia de usuario

Es un punto nodal en estas estrategias de fidelización. La idea es que el cliente captado sienta que su relación con la empresa es mucho más personal de lo que parece. El detalle es la clave y para ello, la atención personalizada es un marco perfecto para desarrollar cercanía. Así mismo, el tiempo de espera debe ser reducido al mínimo necesario, que el cliente sienta que es realmente especial e importante para ti. Hazle entender que sus prioridades son también las tuyas. Mantén el contacto, después de cualquier operación sobre todo en la posventa. Ofrece pequeñas ventajas comparativas que le obliguen a verte como una solución a cualquier problema que se presente.


Los detalles hacen la diferencia

Nada como ser coherente en todos los aspectos de tu campaña de atención y ventas. Si captas un cliente, sigue con el hasta el final y más allá. Acompaña cada una de sus inquietudes, pero, sobre todo, cumple con lo que ofreciste al inicio de la relación, que lo asesorarías y te establecerías como una relación sólida en su vida. Revisa tus políticas de atención para adaptarlas a cada espacio en el que el cliente pueda aparecer.

Desde la captación hasta la atención posventa, debe ver la misma preocupación de tu parte. En este punto, resulta esencial que comprendas que ningún cliente es menos importante, recuerda que una relación sólida y efectiva, es decir, alguien fidelizado, se convierte en un importante aliado en tu gestión empresarial.


El cliente es el centro de tu trabajo

La fidelización se refiere a tus clientes y de allí que sea fundamental que te dediques a atenderlo prioritariamente. Por supuesto, existen diferencias entre uno y otro tipo de clientes, pero lo ideal es la atención personalizada. Cada persona es diferente y la atención que le prestes igualmente debe ser particular. Para lograr que este tipo de atención sea efectiva, lo ideal es que la sistematices con un programa especializado que te permita apreciar los puntos y momentos de contacto para cada persona en tu cartera.

En este punto, la velocidad en la atención es básica, que el cliente sienta que es una prioridad, es fundamental. Para ello, debemos conocerlo profundamente y contar con una segmentación lo más acertada posible. Es decir, el trabajo de diagnóstico, planificación y preparación de estrategias es una labor que no admite retrasos. Prepara una plataforma para atención que contenga todos los datos pertinentes para que cada cliente sienta que es el centro de tu trabajo.


Aprovecha cualquier inconveniente para convertirlo en una fortaleza

Si prestas atención a los puntos anteriores, podrás notar que hacemos énfasis en la comunicación. Esto es de suma importancia cuando se presenta un error de tu parte. Debes convertir el problema en una oportunidad para comunicar tu preocupación por el bienestar de tus clientes.

Considera compensarlo por molestias de cualquier tipo, originadas por ti. Es una inversión en el mediano plazo, porque, te muestras sensible ante su problema y demuestras capacidad de mantener una relación estable y sólida. Así mismo, es importante que sigas todo el proceso y te ocupes de darle una solución satisfactoria en el mínimo tiempo posible.


Haz la diferencia con la competencia

Aprovecha toda ventaja comparativa que tengas a la mano y destácala ante tu cliente. Debes convencerlo de que tú representas la mejor opción, no solo por el producto, sino por el valor agregado de trabajar contigo. Atención posventa, preocupación por el detalle, asesoría permanente, datos de interés, recomendaciones a otras empresas en áreas relacionadas son solo algunas formas de lograrlo.

Como puedes apreciar, las estrategias que te hemos presentado no requieren de inversiones o de programas costosos. Son, por el contrario, el producto del sentido común en los negocios. Puedes resumirlas en comunicación, interrelación humana cercana y atención al detalle.




https://www.captalead.com/como-fidelizar-clientes/
¡Tenemos un regalo para ti! Obtén 6 meses al precio de 3 ¡Ahorra hasta un 50%! Utiliza el código promocional CAPTALEAD6